Despido disciplinario es improcedente

Perder el trabajo no es una situación agradable, pero la cosa se complica todavía más cuando el despido no se ajusta a la legalidad. Esto puede generarte mucha preocupación, ansiedad e incertidumbre, por ello es recomendable ponerse en manos de profesionales como nuestros abogados laboralistas especialistas en despidos .

El despido disciplinario es el que se produce cuando por tu parte como trabajador ha habido un incumplimiento grave y consciente de tus obligaciones.

¿Cómo reaccionar frente a un despido improcedente?

En el momento del despido, es muy habitual que estés nervioso y no puedas valorar o determinar si tu despido es o no legal. Por eso, es muy importante pedir una copia de la carta de despido a la empresa y asegurarte que dicha copia es idéntica a la original. No rechaces nunca la carta de despido ya que es un documento básico para poder reclamar.

Como antes hemos apuntado, si es la primera vez que te enfrentas a una situación así, te recomendamos que pidas asesoramiento profesional y lo antes posible, puesto que el tiempo para reclamar empieza a correr en el momento que recibes la carta de despido.

En caso de que el despido sea improcedente hay un plazo de 20 días hábiles, cuenta a partir del día siguiente de la fecha de efectos del despido, para presentar la Papeleta de Conciliación ante el servicio de mediación de la Comunidad Autónoma.

Si la conciliación no llega a buen puerto el siguiente paso es demandar a la empresa por despido improcedente.