El desahucio express

El desahucio express es un procedimiento que permite al propietario de un inmueble reclamar su desalojo y devolución.

Aunque el desahucio express haya existido siempre, no fue hasta 2018 cuando se agilizaron los tramites. La actual regulación permite el desahucio del precarista en un plazo de entre 5 y 6 meses. Aunque este plazo dependerá de las circunstancias particulares del caso.

En definitiva, el desahucio express intentó al tiempo que defendía el derecho de propiedad, reconocido el el art. 33 de la Constituación, no desatender el derecho de una vivienda digna, recogido en el art. 47 del mismo texto.

Mediante la introducción del desahucio express se intento:

  • Acortar el plazo de espera del arrendador cuando quisiera desahuciar por impagos a su inquilino.
  • Permitir que el arrendatario se librara de sus deudas a cambio de abandonar voluntariamente el inmueble. A la vez, se permite la paralización del desahucio a cambio de abonar las cantidades debidas.
  • Agilizar los procedimientos de reclamación de rentas debidas y de lanzamiento.
  • Garantizar la atención de las personas en situación comprometida por las autoridades competentes en materia de política social.