¿En qué consiste una orden de alejamiento?

La orden de alejamiento se define como una medida que prohíbe que un sujeto pueda acercarse a una víctima, así como a sus familiares o a otras personas que puedan considerarse necesarias, a una determinada distancia sin importar el lugar en el que se encuentren.

Requisitos para pedir una orden de alejamiento

Denuncia en la que se acuse a un sujeto de la comisión de un delito contra su persona.
Aportación de pruebas suficientes.
Delitos susceptibles de permitir la aplicación de órdenes de alejamiento:
  • Lesiones.
  • Aborto.
  • Homicidio.
  • Amenazas, acoso y delitos contra la libertad en general.
  • Trata de seres humanos.
  • Torturas.
  • Delitos contra la integridad moral.
  • Delitos contra la libertad sexual.
  • Delitos contra el honor.
  • Delitos contra el patrimonio.
  • Hurto, robo, estafa y otros delitos contra el orden socioeconómico.
  • Delitos contra la intimidad.
  • Delitos contra la inviolabilidad del domicilio.
  • El procedimiento de solicitud de las órdenes de alejamiento

¿Cómo conseguirla?
​​​​​​​
Y a se trate de una orden de alejamiento por acoso o por cualquier otro delito, solo el juez puede determinarla mediante sentencia en cualquiera de estos momentos del proceso judicial:

Durante el proceso: en este caso, se establece como medida cautelar con el objetivo de proteger a la víctima de un proceso penal si intuye que puede existir un riesgo efectivo. Su duración suele abarcar hasta el dictado de la sentencia definitiva.
Al concluir el proceso: la orden aparece junto a la sentencia condenatoria. Puede tener una duración de entre 1 mes y 10 años, en función de la gravedad del delito cometido.